1996
NOSOTROS SEGUIMOS CON
MÁS GANAS… Y UD?
1997

Temporada

VI


El Día Que Me Quieras


de José Ignacio Cabrujas

dirección Mario Marcel


Sobre la obra

Un día de 1924, en Caracas, se presenta Carlos Gardel; el mismo día que, tras la muerte de Lenin se busca un sucesor. Ritos y mitos, ídolos y líderes se mezclan y confunden en una suerte de danza a ritmo de tango. Era Gardel un ideólogo o tal vez Lenin murió cantando un tango?

“El Día Que Me Quieras” es una alegoría de héroes y cobardes, de líderes y súbditos. Una alegoría que nos envuelve en la duda del absolutismo.

Notas del director

Les propusimos estar juntos… Lo recuerdan… Ello nos permitió descubrir (en esta latitud) la excelente autora mexicana Sabina Berman, como también regocijarnos con un nuevo binomio argentino, Roberto Cossa y Mauricio Kartun. Fue un juego apasionante observar como se elegía por el “Gral. Villa o Una Mujer Desunada”, sin olvidar que todo ello era muy “Lejos de Aquí”. El Maratón de la Poesía fue más maratón que nunca, considerando la cantidad y calidad de los participantes. Secreta y fantasmalmente sorprendimos con una obra especialmente dedicada a los niños: “Pluft, El Fantasmita” de la autora brasileña más difundida, Ma. Clara Machado.

Llegó el momento, entonces, de comenzar a decir Hasta Pronto…. y lo decimos con lo que estamos seguros, es el broche de oro para una Temporada pensada y realizada para Usted. Levantar el telón para dar paso a uno de los mejores autores venezolanos, José Ignacio Cabrujas y a su mejor obra El Día Que Me Quieras. Disfrutar de esta comedia satírica que nos llevará de paseo por la dulce Caracas – la antigua – con todas sus formas y costumbres, con su estructura, sus valores, su tiempo y espacio; todo esto a punto de desaparecer cuando se hace verdad la presencia de Carlos Gardel, el cantante que conjugaba todas las formas deseadas del amante latino y que además cantaba de verdad y muy bien. Esta fusión de placidez solariega y revolución sensual es la labor que echó a sus espaldas el autor de esta obra, agregando a ello una extraña sazón: hacer que los personajes hablen hoy, con un lenguaje de 1935 y sientan como lo hacían en 1918. Sólo la calidad de Cabrujas llevó todo esto al mejor término. Nada más. Todo lo demás, lo dirá Ud. Sólo me queda esta idea que a modo de sortilegio me persigue… A través de esta pieza recordaremos a Carlos Gardel – muerto en 1935 en un incendio – y a José I. Cabrujas – muerto en 1995 en una piscina – Uno encontró la muerte por ausencia de agua, el otro por exceso. Esto que parece una humorada, realmente, lo es. Sería ilógico de otro modo estando Cabrujas de por medio. De todas maneras, detrás de la posible sonrisa, nos queda el respeto y la reflexión, el recuerdo y la añoranza de saber que el humor es lo único cierto en la vida y obra de estos grandes de la canción y las letras. Desde 1960 circula un dicho, cuando al cambiar – para mejor – los sistemas de grabación, se encontraron con nuevas ediciones de las viejas placas impresas por Gardel; claras y diáfanas brotaron de labios de todos los profanos unidos una frase que se hizo historia: Carlos Gardel, cada día canta mejor. Sin detenernos en ningún análisis, si fue el mejor… si no había otro, etc., el dicho lo dice todo: Cada Día Canta Mejor.

Y desde esta latitud, caminando…. Sin olvidar la libertad de su idea, su letra, su acción y sobre todo su vivir, su vivir actual, su presencia irrenunciable en todos los escenarios donde se lo recree, en todas las plazas donde se aquieten palomas, en todas las tazas de café en cuyo fondo se escondió su mirada… A él, a José Ignacio Cabrujas, equilibrista sin alambre que cruza el espacio de nuestra esperanza, deseo decirle que aún no creo que murió, que no lo extraño ni añoro. Sí me emociono cuando lo recuerdo y cuando vuelvo a leerlo, siento que Cada día escribe mejor.

Mario Marcel – Director Artístico

Sobre el autor

Cabrujas, Primer Autor Nacional de Teatro Venezolano
José Ignacio Cabrujas (Caracas, 17 de julio de 1937 – Porlamar, 21 de octubre de 1995) integró junto con Isaac Chocrón, Román Chalbaud y Rodolfo Santana el cuarteto más importante de dramaturgos contemporáneos de Venezuela.

Como dramaturgo exploró las dimensiones existenciales de los hombres y las mujeres venezolanos, mostrando la soledad e incomunicación en que viven. Para conseguir su objetivo se distanció, recurriendo a la historia de acontecimientos pasados, como núcleo de reflexión sobre el presente y al mismo tiempo presentó un lenguaje operado hasta los límites de sus posibilidades expresivas. De este modo consiguió interpretar la angustia humana y la congoja del artista ante la dificultad de exponer toda su realidad interior.

Desde distintos ángulos se fue dirigiendo al público para presentarle los diferentes problemas que afectan su vida cotidiana y que no se pueden desechar a causa de su trascendencia. Se enfrentó a la desvalidez popular y la utilización de las creencias mítico-religiosas de un pueblo, que lo único que logran es alimentar la condición humana.

Su teatro combatía – y mientras se le presente tendrá vigencia – todo lo que fuera inmovibilidad, inacción. Todo estatismo es destructivo a la larga, petrifica y esteriliza al ser humano, como le sucede a los moradores de San Rafael de Ejido, de Acto Cultural. Cabrujas inició su carrera de dramaturgo con JUAN FRANCISCO LEON (1959), seguido por LOS INSURGENTES (1961). La primera basada en un personaje histórico, Juan Francisco León, que se reveló contra el Rey; la segunda inspiración también en la historia, describe la llegada a Caracas del General Bermudez, quien combatió en la guerra de independencia de Venezuela. En ambas hay un esfuerzo por presentar al pasado como ejemplo del presente o como explicación del mismo, lo cual proporciona a estas piezas un carácter didáctico y partidista. Con EL EXTRAÑO VIAJE DE SIMON EL MALO (1961) adquirió fama nacional y se consagró como dramaturgo; su característica es el análisis crítico, escondido tras un aparato doblemente teatral, del hombre contemporáneo. El tema central es la deshonestidad de los actos.

TRADICION, HOSPITALIDAD (1962) se refiere a la incomprensión entre los seres humanos, ejemplificado en este caso en las relaciones de un matrimonio. En 1963 estrenó EN NOMBRE DEL REY donde retomó nuevamente una historia del pasado aplicándola al presente. Su protagonista es el conquistador español Gonzalo Jiménez de Quezada, que trata de aplicar la cultura europea al nuevo continente. Su sexta obra, escrita en colaboración con Román Chalbaud, es DIAS DE PODER (1967), donde presentaron a un magnate que después de haber perdido el poder político se dedica a escribir sus memorias. FIESOLE (1967) fue la culminación de un teatro, un tanto cerrado por su simbolismo, que había iniciado con EN NOMBRE DEL REY. En 1971 entregó PROFUNDO, regresando a lo popular como motivo histórico de inspiración dramática para ilustrar el presente. EN ACTO CULTURAL (1967) reafirmó su temática tomada de la vida de su pueblo con alcance universal. Aquí es patente el esfuerzo descomunal del autor en la construcción de esta estructura dramática en lo referente a su perfeccionamiento formal, lo que lo sitúa en el pináculo de su creatividad como dramaturgo.

Cabrujas logró su más grande éxito de crítica y taquilla con EL DIA QUE ME QUIERAS (1979), extraordinario sainete en torno al viaje de Carlos Gardel a Caracas en 1935, para una actuación especial ante el dictador Juan Vicente Gómez, y su extraña como cálida relación con la familia Ancízar, a la que conoce accidentalmente y provoca además una insólita decisión del comunista y enamorado Pío Miranda. Siguió LA NOCHE ORIENTAL (1982), fabulación sobre los tiempos de la dictadura perezjimenista, a la que prosiguió EL AMERICANO ILUSTRADO (1987), donde se cuestiona al poder presidencial venezolano, representado en el General Guzmán Blanco y los amores de la gente que lo circunda. Llega REVERON, RETRATO DE ARTISTA CON BARBA Y POMPA (1989), acercamiento a la saga del pintor de Macuto. Y en 1995 SONNY/DIFERENCIAS SOBRE OTELO, MORO DE VENECIA, reacción sobre un atormentando boxeador venezolano a partir del texto de William Shakespeare, la cual convirtió en su testamento existencial sobre los celos, una esclavitud que implica a la vez un triángulo, el ser amado, el rival y el desplazado.

Se estima que PROFUNDO, ACTO CULTURAL y EL DIA QUE ME QUIERAS son las obras que mejor caracterizan la totalidad de su teatro. En ellas culminan todos sus esfuerzos que, de una manera u otra, no logró en sus obras anteriores ni posteriores. Y destacan, de modo definitivo, lo mejor de su teatro, contar sendas historias unidas por el mismo espíritu: El Sentimiento de Nuestros Mitos y Creencias Nacionales, verdadera proeza cultural que lo convirtió en el primer autor nacional del teatro venezolano.

Edgar Antonio Moreno-Uribe

Crítico de teatro y periodista cultural en importantes periódicos venezolanos. Autor de nueve libros sobre historia y crítica teatral en Venezuela.

Reparto
Pio....…………………………. Javier Terán
María Luisa………………... Vera Soltero
Elvira...………………………. Nucky Walder
Matilde..…………………….. Carmen Parejo
Plácido..……………………... Jorge Borges
Gardel…...…………………… Hugo Reale
Le Pera..………………………Aníbal Bogliaccini

 

Galería de Fotos